Las cifras de la devastación económica generan estadísticas en Venezuela que no se corresponden con la región de Latinoamérica y el Caribe. En números, el país parece una nación africana.

La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) se dio a conocer esta semana. Las cifras no son nada alentadoras. Lejos ha quedado esa ficción de país que recibía el reconocimiento del la FAO por “reducir la desnutrición”.

El estudio que efectúan la Universidad Central de Venezuela, Universidad Simón Bolívar y la Universidad Católica Andrés Bello pone números precisos sobre la catástrofe venezolana.

Este estudio es la única fuente estadística que permite analizar la situación socioeconómica en Venezuela. Las fuentes oficiales, hace años que dejaron de ser creíbles y además no ofrecen ningún dato. Ni siquiera hay certeza de que trabajen todavía en el levantamiento de información.

Los números de la tragedia

  • Por ejemplo, Venezuela es ahora el país más pobre de América Latina y el Caribe. En el mundo compite con Nigeria y Chad en pobreza. Esa pobreza es reflejo del terrible desempeño económico del país bajo el régimen de Maduro.
  • En la Encovi se afirma que desde 2013 al 2019 el PIB retrocedió en un 70%. En términos reales para la población, eso significa ahora que el ingreso diario promedio de los venezolanos es de $ 0,72.
  • Casi el 80% de los hogares no tienen como cubrir la canasta alimentaria. Y eso nos lleva a que el 28% de la población está desnutrida o en riesgo de desnutrición. De ese número,639.000 niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica, la cual tiene efectos irreversibles en el desarrollo cognitivo.

Los admiradores de la izquierda en todo el mundo prefieren ignorar la realidad venezolana.
  • El consumo de proteínas es uno de los más escasos del mundo. De acuerdo con el estudio, los venezolanos con mayor ingreso apenas pueden cubrir la mitad de los 50g de ingesta proteica que se recomiendan diariamente. Los más pobres solo alcanzan a incluir solo 13g de proteínas al día.
  • La esperanza de vida también se redujo en promedio en 3,7 años.
  • La desesperante situación en los últimos tres años ha llevado a emigrar a 2,4 millones de venezolanos, principalmente en búsqueda de trabajo. La población en Venezuela, debido en gran parte a ese movimiento migratorio, se redujo a 28 millones de persona.
  • Envejecimiento y desproporcionada representación femenina al frente de los hogares. Los últimos movimientos migratorios han sido principalmente de varones.
  • Casi 5 millones de venezolanos se han visto forzados a desplazarse a otros países en búsqueda de trabajo. En Latinoamérica, muchos terminan en el comercio informal.
  • 1,7 millones menos de niños en edad escolar.
  • La cobertura universitaria se redujo a la mitad. Gran parte de la más reciente ola migratoria son jóvenes de menos de 24 años que interrumpieron su educación.
  • Casi la mitad de la población más pobre tiene rezago escolar de un año o más.
  • 4 millones de niños con problemas para asistir a la escuela.
  • Solo 4 de cada 10 mujeres participa en el mercado laboral. Importante caída en el empleo público. Y del empleo en relación de dependencia en general. Se incrementan los trabajadores independientes.

Equipo de Redacción. Econintech.org