La guerra comercial entre las dos principales economías del mundo vuelve a avivarse en medio de la pandemia y la campaña electoral presidencial en EEUU

Cuando Estados Unidos se enteró de la propagación del coronavirus, justo después de que una delegación china había abandonado Washington tras firmar la primera fase del acuerdo comercial, el pasado 15 de enero, ese fue el punto de inflexión en las relaciones entre los dos países. Así lo explicó Peter Navarro, asesor comercial de la administración Trump.

El acuerdo comercial, ahora, está acabado. Navarro dijo que la ruptura acuerdo tiene todo su origen en el hecho de que Beijing no haya sonado la alarma sobre el coronavirus a tiempo.

“Fue en un momento en que ya habían enviado a cientos de miles de personas a este país [Estados Unidos] para propagar ese virus, y fue solo unos minutos después de que el avión despegó cuando comenzamos a escuchar sobre esta pandemia”, dijo Navarro.

Justo después de alcanzar un acuerdo comercial, la relación entre los dos países se fue a pique.

Las relaciones entre Estados Unidos y China está en su peor momento. La pandemia de coronavirus, que comenzó en China y golpeó fuertemente a Estados Unidos fue el detonante en ese deterioro. El presidente Donald Trump y su administración han acusado repetidamente a Beijing de no ser transparente sobre la pandemia..

Trump reiteró el jueves su amenaza de cortar los lazos con China, un día después de que sus principales diplomáticos mantuvieron conversaciones con Pekín y su representante comercial dijo que no consideraba una opción viable desacoplar las economías de Estados Unidos y China.

Navarro ha sido uno de los críticos más abiertos de China entre los principales asesores de Trump.

La Kung Flu

Trump usa su enfrentamiento con China en su campaña por la reelección (Foto:Getty Images)

Mientras tanto, el presidente Trump celebró su primer acto de campaña electoral en Tulsa, Oklahoma, y no dejó pasar la oportunidad para reiterar su opinión acerca de la responsabilidad del gobierno chino por la crisis de la COVID-19.

Si ya antes se había referido al coronavirus como el “virus chino”, en esa ocasión hablo de la “Kung Flu”, la gripe Kung, para hacer un juego de palabras con el arte marcial Kung Fu.

DE INTERÉS: ¿Es momento de resucitar el ALCA?

Todo indica que Estados Unidos estaría dispuesto a ir lejos con su política de cortar nexos con China. Reportes ya han hablado acerca de los incentivos que el gobierno estadounidense ha dado para que empresas dejen al gigante asiático y se instalen en otros países que Wahsington considera como aliados.

Mientras tanto el país se prepara para una posible segunda ola de contagios en los meses del otoño del presente año.

Equiop de Redación. Econintech.org

Con información de Reuters.