En mayo se perdieron muchos menos trabajos que los esperados y el coronavirus le da un respiro a Nueva York.

La apertura gradual de la economía mientras se supera la crisis sanitaria permitió a Estados Unidos crear 2,5 millones de nuevos empleos privados en mayo dando esperanzas de una recuperación más rápida de la esperada.

El indicador fue bien recibido en los mercados que terminaron la semana con un cierre en alza.

En Florida los parques vuelven a abrir. Foto: John Raox. AP.

El presidente Donald Trump celebró la noticia pues en un año electoral en el que lo único que tenía que ofrecer eran indicadores económicos, la Covid-19 se había convertido en su principal contendiente.

Ese índice tampoco toma en cuenta empleados del gobierno ni de organizaciones sin fines de lucro, ni trabajadorew domésticos privados.

Si la vida cotidiana de los estadounidenses continúa su retorno a la normalidad, la economía seguirá dando signos de mejora.El indicador de empleo del Departamento de Trabajo es el non farm payroll, en el cual se incluye el trabajo productivo privado no relacionado con la agricultura.

Su importancia radica en que esos trabajadores son responsables de aproximadamente el 80% del PIB de los EEUU.

Que el país empiece junio con 13,3% de desemplo y en lugar de 20% es una muy buena noticia para Trump.

Un respiro

Al mismo tiempo, el coronavirus empieza a ceder en su ensañamiento contra Nueva York, el principal foco de contagios que este viernes registró el día con menos muertes desde que empezó el pico de la crisis.

42 personas murieron el 4 de junio en todo ese estado. Hace un mes ese número se acercaba a casi 1.000 fallecimientos. Ya propiamente en la ciudad de Nueva York esta semana se vivió el primer día sin muertos por la enfermedad.

En el camino de Trump quedan las protestas que entorpecerán el arranque de la economía y ya han causado costosos daños al comercio en todo el país.

Pero si los demócratas no se desmarcan de esa violencia, esa jugada electoral les puede salir muy cara pues las zonas más afectadas son precisamente bastiones del partido demócrata.

Mientras tanto, Trump celebra lo que considera el mejor regreso de la historia en la economía estadounidense y plantea ayudas federales a los estados que abran sus actividades.

Equipo de Redacción. Econintech.org

Crédito de la foto: Courtney Crow. AP