El mercado energético comienza a reaccionar mientras el mundo intenta volver a la normalidad aun en medio de la pandemia.

Venezuela no cuenta con suficientes inventarios de gasolina para abastecer un mermado parque automotor local y las refinerías no están en capacidad de reactivarse para comenzar a producir el necesario combustible. Sin embargo, en el mundo los refinadores esperan que los precios de la gasolina se recuperen al tiempo que las medidas de aislamiento ordenadas en casi todo el mundo empiezan a relajarse.

En Venezuela, a contramano del mundo, el precio de la gasolina ha aumentado en los últimos dos meses debido a la casi total escasez y la prevalencia del mercado negro para la comercialización del combustible.

De acuerdo con Reuters, firmas de trading han dicho que incluso una pequeña mejora en la demanda soportará los márgenes de ganancia de la industria. En el continente asiático esos márgenes se reportaron como positivos este martes por primera vez en casi dos meses con la recuperación de la demanda.

En Europa todavía se mantienen negativos, pero se espera una recuperación al tiempo que más refinerías paralizan unidades para atender un sobre inventario de diesel. “En términos de recuperación de la demanda, la gasolina se recuperará primero seguida por el diesel y el combustible para aviones”, dijo Lee Dal-seok, investigador senior fellow en el Instituto Coreano de Economía de la Energía.

En Gran Bretaña, la demanda de combustible se incrementó en las últimas dos semanas luego de que el gobierno hiciera algunas de las restricciones más laxas, informó la Asociación de Minoristas de Petróleo. La recuperación de la gasolina sobrepasó al diesel debido a que los automovilistas volvieron a usar sus vehículos y el transporte público es evitado.

La recuperación de la gasolina contrasta con un panorama más débil para el diesel afectado por una sobre oferta un muy poca demanda. Otros destilados del petróleo empleados en la manufactura y la agricultura se estima será menor ya que durante toda la crisis se han mantenido boyantes.

Crédito de la foto: NG SOR LUAN

Deja una respuesta