Lo expresado en este artículo es opinión de su autor; no necesariamente refleja la postura de Econintech.

Un pensador dijo una vez, “El mejor remedio contra todos los males es el trabajo” esta frase parece oportuna cuando la humanidad casi se ha detenido. Para empezar, el trabajo puede ser definido como el esfuerzo que hace una persona para conseguir algo, para procurar alguna cosa a través de ocuparse en cualquier ejercicio, obra o emprendimiento. El trabajo debe ser entendido como el esfuerzo humano aplicado a la generación de riquezas. En ese orden, se puede entender que toda acción humana en un trabajo, con fuerza y poder de transformación que ha llevado a la humanidad a los niveles actuales de desarrollo y civilización. Entre esas acciones se deben tomar en cuenta desde  las realizadas por los niños en el colegio hasta los estudios científicos en los laboratorios para desarrollar antídotos y vacunas contra los virus que azotan a la humanidad.

El observar al mundo de brazos caídos por la cuarentena del Covid19 debe llevar a la humanidad a darle al trabajo el verdadero valor, procurando verlo como algo más que una actividad con que los humanos se ganan la vida, sino por el contrario, reconociendo la importancia de todos los oficios, ya sean las labores domésticas, las distintas tareas que realizan los trabajadores en las empresas e industrias o las desarrolladas por profesionales que hacen posible la vida en las distintas sociedades; tomando en cuenta además las acciones que emprenden algunos para generar riquezas por medio de actividades y herramientas vía Web, que sin duda alguna, en este momento ofrecen alternativas para minimizar el aislamiento social que se ha convertido el pan nuestro de cada día. El mundo va a cambiar a partir de ahora, probablemente se masifique el trabajo  a través de internet como una fuente segura de ingresos y de sustento para millones de personas en todo el mundo.

Tomando en cuenta lo anterior y relacionándolo con el trabajo, es preciso citar al Dr. Palmer, cuando afirma que para los liberales clásicos la pobreza es lo que resulta cuando no hay producción de riquezas, haciendo referencia además, que A. Smith identificó la naturaleza de la riqueza de una nación, no con su poder militar, ni con el oro y la plata del tesoro del Rey, sino con el producto anual combinado de la fuerza de trabajo de una nación  dividido por el número de consumidores, cuestión que se conoce en los tiempos modernos como el producto interno bruto percapita.

De lo anterior se desprende, que la riqueza de una nación debe ser medida por el acceso a la misma por parte de un habitante seleccionado al azar, siendo entonces la función primordial  del estado generar acciones determinantes para que surjan instituciones que creen incentivos para la generación de riquezas, por lo tanto, los gobernantes representan un fracaso cuando son la causa de instituciones o prácticas  que desincentivan a la producción de riquezas y por el contrario se abocan a crear planes para las transferencias predatorias que empobrecen a algunos en favor de otros.

Del mismo modo menciona el Dr. Palmer, la investigación de Tocqueville, en la cual se concluye que cualquier medida que establezca la caridad jurídica como algo permanente en el formato administrativo sirve para crear una clase ociosa y perezosa que quiere vivir a expensas de la clase trabajadora y al hacerlos dependientes de otros se genera una carga que poco a poco agobia a los contribuyentes.

Así pues, podemos concluir que los liberales clásicos buscan rehacer la teoría de la riqueza como recurso natural en favor de un enfoque industrial, por lo tanto la riqueza no se encuentra sino que hay que producirla, es decir, se debe agregar valor  a los recursos existentes bajo otra forma de utilidad o mejorando la utilidad que algún material brinda. Esto es precisamente, lo que se denomina producción de riquezas y permite afirmar que solo a través del trabajo, la innovación y la creatividad puede surgir la riqueza en una nación. “Dar a un hijo mil onzas de oro no es comparable a enseñarles un buen oficio” Proverbio Chino. “Más se estima lo que con el trabajo se gana”.

 

 Por Joel Alberto Torrez

Bibliografía

Colección del Libro de los Valores. Diario el Nacional.

Palmer. (2019) Después del estado de bienestar… Puedes recuperarlo. USA.

Timmons j. y Spinelli S. (2007). New Venture Creation. Entrepreneurship for 21st Century. McGraw-Hill.