Esta es la primera parte de una entrevista en la que el médico Luis Carlos Marchena nos habló sobre libertad, salud, pandemia y economía. Marchena es parte del equipo de Econintech y desde Brasil (país donde reside actualmente) también abordó las implicaciones en las libertades personales del manejo que se ha hecho de la Covid-19 y el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con esta entrevista continuamos con un ciclo de conversaciones en el cual abordaremos distintos temas de actualidad con parte del equipo de Econintech y otros invitados.

La segunda parte de la entrevista está disponible acá.

El mundo moderno sufre su primer horror global con la pandemia del nuevo coronavirus y lentamente se prepara para volver a la normalidad después de sufrir picos de contagios y muertes, al menos en una primera oleada de la pandemia. ¿Puedes hacernos una descripción de los países que crees han hecho un mejor manejo de la crisis?

Sin lugar a dudas el país que ha tenido éxito en el control de esta epidemia ha sido Corea del Sur,  allí se realizaron pruebas en masa en toda la población que les permitió a las autoridades sanitarias surcoreanas identificar rápidamente a las personas infectadas y potencialmente infectadas para después enviarlas a cuarentena, eso también les permitió identificar en un mapa las áreas con mayor número de casos en tiempo real.

Además, desarrollaron aplicativos para celulares en los cuales informaban a sus ciudadanos sobre picos de infección en sus localidades y proporcionaba otras informaciones para que, por ejemplo, sus ciudadanos tomaran rutas más seguras a sus trabajos lejos de las zonas con mayor cantidad de casos, con eso los surcoreanos evitaron la implementación de medidas draconianas y sólo implementaron el distanciamiento social sin afectar su economía.

Ahora, uno de los países más controversiales es Suecia, que adoptó un distanciamiento social menos riguroso y que pudiese ser sostenido por más tiempo en donde la gran mayoría de las actividades diarias de los suecos fueron mantenidas, siempre teniendo como bandera la responsabilidad individual de sus ciudadanos. Actualmente Suecia tiene 2.355 muertes siendo el casi 50% de las mismas ocurridas en asilos de ancianos.

Si comparamos los datos de Suecia con los de otros países, tenemos que Suecia tiene una tasa de infección por cada millón de habitantes de 1.822, una tasa mucho mayor que la de otros países escandinavos que adoptaron medidas más restrictivas como Dinamarca 1.488, Noruega 1.396 y Finlandia 829 pero mucho menor que otros países europeos como España, Italia, Francia y Reino Unido que también adoptaron ese tipo de medidas restrictivas, obviamente todas estas cifras dependen en gran medida del número de pruebas que se hagan por día.

¿Crees que el pánico global ya ha pasado?

Estamos en presencia de una enfermedad nueva y es normal que en una etapa inicial prevalezca el pánico, principalmente porque es una enfermedad altamente contagiosa y con una diseminación muy rápida, con una gran cantidad de muertes en poco tiempo a pesar de tener una tasa de mortalidad muy baja.

En esta primera etapa también prevaleció la desinformación y la alteración de datos y de proyecciones que surgen de modelos matemáticos, teniendo en cuenta que los modelos matemáticos solo pueden considerar un grupo específico y limitado de variables que en el caso de nuevas enfermedades raramente pueden ser generalizadas porque no son incluidas características propias de cada población, características climáticas o socioculturales que pueden modificar el curso de la enfermedad, dando lugar a proyecciones en su mayoría fatalistas que fueron tomadas como verdad absoluta, lo que incentivó este pánico.

Por ejemplo, aquí en Brasil fue presentada una proyección que decía que habría un millón de muertos, cifra que muchas personas tomaron como seria a pesar de que no tuviera ningún fundamento científico. Aún existe algo de pánico en la población, sin embargo, ha disminuido desde el inicio de la pandemia, ya que la primera reacción emocional a la misma está dando paso a una reacción más racional, ya comenzamos a ver las cosas de otra manera, ver datos, estadísticas y una sociedad bien informada es una sociedad que no tiene miedo y esto va a dar paso a que las sociedades vuelvan cada vez más rápido a la normalidad.

 

Entrevista realizada por Humberto Andrade. Editor in chief de Econintech.org.

Las opiniones expresadas acá no representan necesariamente la posición de Econintech.