Contra todos los pronósticos y evidencias, el mundo se ha vuelto un poco más pacífico según el 13º Índice de Paz Global anual, un estudio complejo que clasifica 163 países en todo el mundo según factores que van desde tasas de homicidio y encarcelamiento hasta la presencia de armas, gastos militares y conflictos en curso, terrorismo, el impacto económico global de la violencia e incluso el cambio climático.

El nivel promedio de paz global mejoró por primera vez en cinco años“, dijo el índice, y señaló que Islandia es el país más pacífico de la tierra, un lugar que mantiene desde hace 11 años.

Nueva Zelanda ocupa el segundo lugar, seguida por Portugal, Austria, Dinamarca, Canadá, Singapur, Eslovenia, Japón y la República Checa, para completar el top 10.

Estados Unidos llamativamente ocupa el puesto 128 en la lista. Entre sus aliados occidentales, Australia ocupa el puesto 13, Alemania 22, Gran Bretaña 45 y Francia 60. Varios países centroamericanas cuestionados por Donald Trump como caldos de cultivo criminal en la frontera, tienen una calificación mejor que EE.UU.; El Salvador, Guatemala y Honduras, por ejemplo, fueron clasificados 113, 114 y 123 respectivamente, aunque México ocupa el puesto 140.

Afganistán es el menos pacífico, con Siria como subcampeón, seguidos por Sudán del Sur, Yemen, Irak, Somalia, República Centroafricana, Libia, República Democrática del Congo y Rusia.

Argentina cayó ocho posiciones, pero se mantuvo en el grupo de países con un nivel alto en el índice de paz. De todos modos, quedó en el límite, con un puntaje de 1,989 (a partir de 2 se cae a nivel medio). Está en el puesto 75 a nivel mundial y cuarto en Sudamérica, detrás de Chile, Uruguay y Ecuador.

“Nuestro hallazgo más sorprendente es que en los lugares problemáticos del mundo, hay una serie de lugares donde la situación está mejorando”, dijo en una entrevista Steve Times, fundador y presidente ejecutivo del índice, a The Washington Times.

“Si no iniciamos nuevas guerras, probablemente veremos una mejora de la paz mundial en 2019”, dijo, y señaló que estas mejoras “dejan cierto nivel de optimismo”.

La investigación también calcula el “impacto económico de la violencia” anual, cuánto cuesta a escala global lidiar con conflictos, guerras y otros factores. El informe dice que esa cifra es ahora de US $ 14,1 billones. lo que equivale a un descenso del 3,3 %. El documento muestra que los países con altos niveles de paz tienen, de media, un crecimiento de su producto interior bruto (PIB) tres veces mayor que los menos pacíficos.

Si bien hay tendencias prometedoras en la relativa tranquilidad del planeta, el informe de 103 páginas encontró que el mundo sigue siendo “considerablemente menos pacífico ahora que hace una década”, y que hay tendencias positivas y negativas en juego.

De las nueve regiones globales, Europa emergió como la más pacífica de todas, seguida de América del Norte y Asia-Pacífico. El Medio Oriente y África es la región menos pacífica.

“América Central y el Caribe tuvieron el mayor deterioro, especialmente en seguridad y protección debido a la delincuencia generalizada y la inestabilidad política”, dijo la investigación.

En este sentido, Nicaragua fue el país que más empeoró su nivel de paz durante 2018, según el Índice de Paz Global 2019 (GPI, en sus siglas en inglés), difundido este miércoles en Londres.

Bajó 54 puestos respecto al año anterior y se sitúa en el lugar 120, debido a la brutal crisis sociopolítica que atraviesa el país centroamericano desde abril de 2018 y que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha causado al menos 325 muertes, aunque organismos locales elevan la cifra a 594 y el Gobierno de Managua solo reconoce 199.

 

Fuente: https://www.eleconomista.com.ar/