Lo expresado en este artículo es opinión de su autor; no necesariamente refleja la opinión de Econintech.

Como docente en Economía, en la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (la UCLA de Venezuela), para explicar el concepto de Mercado y determinar cuál es el modelo que se adapte al mundo real dentro de la libre empresa, generalmente aplico un taller a los estudiantes de la materia que imparto en esa casa de estudios, para ello he tomado como base algo muy particular, pero más complicado aún: El Amor.

La actividad, desarrollada al estilo de “Si Cupido Supiera de Economía” de Miranda (2014), pero más puntual porque aquí sólo vamos a tratar “El Mercado del Amor” de forma que se haga una abstracción y analogía a través de una estrategia didáctica que considero novedosa su aplicación para el aprendizaje del tema.

Por supuesto, de arrancada, se toma en cuenta que la mayoría de personas piensan o asumen que el Amor no es algo que se pueda comprar o vender, después de leer esto quizás cambie su forma de pensar no sobre los asuntos amatorios sino sobre la Economía.

Ahora bien, dentro del salón de clases cada participante debe expresa lo que internaliza y debe presentar al finalizar, es decir, un informe concluyente sobre el tema tratado.  Para dar inicio se deben dar las pautas para realizar la actividad, entre ellas: tener en cuenta definiciones importantes como pre-requisito al desarrollo de la misma.

Avanzando, ya en el aula, parto por detallar todo lo que implica llegar a un tema amplio como es El Mercado, comienzo diciendo que todo lo que se considera escaso es asunto de estudio en el área económica y gracias a esa idea se debe la existencia de ésta ciencia. Aquí sugiero aplicar el pensamiento disruptivo por todo lo que se desarrollará en ese momento.

También, para brindarles un panorama amplio del tema les muestro un  esquema (gráfico) tomado y adaptado de Méndez (2002) en “Economía y la Empresa”, en él los paseo por aspectos que tienen que ver con: su ubicación geográfica, según lo que se ofrezca, de acuerdo a la competencia, cómo se fije el precio, entre otros.

Seguidamente, explico con detalles cada uno de esos  puntos, por ejemplo, si lo que se genera se comercializa en un lugar en particular, se está tratando de un mercado: local, regional, nacional o internacional. Cabe preguntarse ¿Dónde se localiza el Amor?

Así, si lo que se tranzará es algo que se ve y se toca, se entiende como producto y lo intangible, que se percibe pero ni se observa ni se palpa, como el servicio. Aquí se cuestiona el Amor ¿Será un producto o un servicio? ¿Qué dice usted?

De igual manera, para abordar lo concerniente a los mercados y su entorno competitivo comienzo por explicar la Competencia Perfecta, como lo indica Parkin (2009):

“…ésta se presenta en un mercado cuando en él participan muchas empresas (cada una de las cuales vende productos idénticos a las demás), hay muchos compradores y no existe restricción a la entrada de nuevas de empresas a la industria. Las numerosas empresas y sus compradores están bien informados sobre los precios de los productos de cada una de las compañías que participan en la industria.”

Por consiguiente, ese tipo de mercados no se da con frecuencia, deben cumplirse las condiciones manifestadas en su propia definición. La cuestión aquí es determinar ¿El Mercado del Amor es o no de Competencia Perfecta?

Por otro lado, toda transacción es posible gracias a una retribución en dinero que se establece entre las partes involucradas, según la temporalidad del intercambio se dan varias formas de fijar el precio sobre lo que se vaya a tranzar: si el bien es perecedero el precio debe establecerse de forma inmediata, en cambio puede fijarse a corto plazo y largo plazo para otro tipo de bienes cuya vida útil es más extensa, entre otros asuntos pertinentes a las características del producto o servicio. La pregunta en éste sentido, para colocarle precio al Amor ¿cuál fijaría y por qué?

Por último y no menos importante, otros tipos de mercado pueden coexistir junto con el sometido a estudio, es decir, por ejemplo cuando el producto o servicio incursiona en una irregularidad por transgredir las leyes establecidas para su comercialización o distribución en el lugar de estudio se trata de un mercado paralelo o negro, si se insiste en colocarlo en él. La interrogante para éste renglón es ¿En qué otro mercado puede incursionar el Amor?

Al final, cuando se lee lo escrito por los estudiantes es gratificante apreciar lo bien que reaccionan a la aplicación de la actividad, en una próxima entrega estaré dando detalles de resultados  obtenidos en semestres atrás, mientras puede usted practicar como un Cupido principiante o profesional, eso depende del conocimiento que tenga de los mercados del amor estudiados.

 

Por Juan Carlos Correa.

 

Referencias

Méndez, José. Economía y la Empresa. McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A. de C.V. México 2002.

Miranda F., Sandra Liliana. Si Cupido Supiera de Economía. Editorial Diana. Colombia 2014

Parkin, Michael. Economía. Octava edición, Pearson Educación, México 2009.