Desde que publiqué por primera vez la propuesta de privatización de las empresas públicas en el Blog en español del Independent Institute he recibido una gran cantidad de comentarios por diversas vías. En un inicio sabía que este tema no es sencillo de comprender para muchas personas, sin embargo, tal como imaginé desde un principio los más escandalizados serían aquellos que consciente o inconscientemente desbordan de la “Fatal Arrogancia” que Hayek muy bien definió.

Hay que acotar que esta propuesta se basa en la necesidad de eliminarle la posibilidad al Estado –es decir a los políticos- de manejar los fondos producto de la privatización, además de rescatar el valor real de las empresas que están en quiebra pero que tienen un Mercado potencial –en estos momentos prácticamente virgen- por lo que muchos “empresaurios” le han pedido al régimen que les alquilen o vendan –claro está a precio de gallina flaca- lo que más le conviene a ellos. Los verdaderos beneficiados en esta propuesta son los Venezolanos, todas las familias que percibirán, bajo esta propuesta, sus correspondientes acciones que los convertirán en socios del conglomerado de empresas actualmente en manos de la tiranía y posterior a su caída estarían en manos de alguno de estos “fatales arrogantes”.

También debe ser entendida como un paso para cambiar el paradigma de un Estado “dueño e independiente”, o como dice el gran economista Hugo Faría, obligar al Estado a ser dependiente de los ciudadanos. Nuestro Senior Researcher siempre acota, el sólo hecho que el Estado sea dependiente de la ciudadanía es ya por sí un seguro para que exista una democracia real y duradera. Faría –siempre con su ánimo de enseñar y demostrar la necesidad de un Estado libertario- sostiene que no solamente es necesario el traspaso de la propiedad sino también de la renta, una propuesta fiscal y otras reformas para la nueva República las cuales prontamente estaremos publicando.

Mientras tanto vuelvo a presentar la propuesta de privatización para una vez derrocada la tiranía en paralelo con otras reformas se realice este plan. Por cierto, los lectores no se deben preocupar, Coca Cola tiene muchísimos más accionistas que Venezolanos hay en la faz de la tierra. “Juan Bimba” que no sabe nada de empresas no será el presidente pero como Venezolano tendrá su parte de propiedad de todas las empresas. Las entidades financieras “privadas” serán quienes representarán a los accionistas incluyendo a los “Juan Bimba”. No se le está dando las empresas a “ignorantes del tema” solo serán los nuevos inversionistas. Pregúntenle a sus más admirados “empresarios” si cuando ellos buscan inversionistas ponen de requisito que sean “sabelotodos o altamente calificados”, no, simplemente son inversionistas como lo será -si se aplica esta propuesta- usted, su vecino o cualquier otro Venezolano.

 

GENERALIDADES

  1. Todas las empresas que actualmente sean propiedad del Estado están sujetas a esta propuesta.
  2. Se estimarán todos los pasivos laborales de cada una de las empresas hasta la fecha que se hará efectiva la entrega de las acciones a los Venezolanos y se incluirán dentro de la contabilidad de la empresa.
  3. Se valuarán e ingresarán a la contabilidad a valor presente todas las reservas probadas y certificadas de recursos naturales correspondientes a cada empresa.
  4. Se establecerá un censo para todos los Venezolanos por nacimiento, mayores de edad residentes o no residentes en el país en entidades financieras privadas, nacionales e internacionales, las cuales los representarán en todo este proceso.
  5. Se conformará una Junta de Traspaso (JT) de la siguiente manera: 1 representante por cada entidad financiera, 1 representante por el Poder Ejecutivo, 1 representante por el Poder Legislativo, 1 Representante por el Poder Judicial. Todos tienen derecho a voz pero exclusivamente los representantes de las entidades financieras tienen derecho a voto de acuerdo a la proporción de Venezolanos que representen cada una de ellas.

EL TRASPASO DE LA PROPIEDAD

  1. Las empresas que su total Activo sea mayor al total Pasivo, el Estado traspasará la propiedad de la siguiente manera:
    • 70% del Patrimonio en partes iguales a todos los Venezolanos mayores de edad, residentes o no residentes en el país.
    • Un monto igual a los Pasivos se repartirá en forma de acciones entre los acreedores.
    • Una vez conformada la nueva junta directiva, el 30% del Patrimonio se venderá con una prima no mayor al 30% en Mercado primario abierto a personas naturales y jurídicas considerando la restricción inicial establecida en el punto 11.
    • Los fondos obtenidos en la venta del 30% con su respectiva prima pasarán a formar parte del Fondo de Rescate Financiero (FRF) de las empresas establecidas en el punto 7.
  2. Las empresas que su total Activo sea menor al total Pasivo, el Estado traspasará la propiedad de la siguiente manera:
    • La JT negociará con los acreedores y establecerá la cancelación inmediata y proporcional de los Pasivos hasta un monto no menor al necesario para que el total Activos sea mayor en una proporción no menor al 30% del total Pasivos.
    • Una vez cumplido con el punto 7.1 se procederá al traspaso tal como está establecido en el punto 6.

LOS FONDOS

  1. Una vez finalizado el proceso de traspaso, con el remanente del FRF se procederá de la siguiente manera:
    • Se cancelarán los honorarios de representación de cada una de las entidades financieras, el cual no podrá ser superior al 10% de la prima establecida en el punto 6.3 para cada una de las empresas.
    • Se cancelarán los gastos de la JT los cuales no podrán superar el 5% de la prima establecida en el punto 6.3 para cada una de las empresas.
    • Una vez cancelado lo establecido en los puntos 8.1 y 8.2 se procederá a reinvertir proporcionalmente en las empresas hasta un monto máximo al equivalente de la prima establecida en el punto 6.3 para cada una de ellas.
    • En caso de todavía existir un remanente posterior al cumplimiento del punto 8.3, se repartirá equitativamente a todos los Venezolanos contemplados en el punto 4 a través de las entidades financieras que los representen.

DISPOSICIONES FINALES

  1. La propiedad de las empresas sobre los terrenos abarcará el suelo y subsuelo.
  2. Las empresas que fueron sujetas a expropiación o nacionalización en contra de la voluntad de sus propietarios se regirán de la siguiente manera:
    • Si se comprueba que fueron indemnizadas a un valor menor a su valor real, a sus antiguos dueños se les considerará acreedores de esa empresa por el monto correspondiente a la diferencia de lo indemnizado y del valor real en su momento y se procede tal como establece el punto 6 o 7 sea cual fuera el caso.
    • Si se comprueba que no fueron indemnizados, sus antiguos dueños podrán solicitar la devolución total de la propiedad o que sea sujeta al punto 6 o 7 considerándolos acreedores de la empresa.
  3. La JT establecerá el porcentaje máximo de acciones a ser vendido en el Mercado abierto primario a cada persona natural o jurídica, no pudiendo ser mayor al 3% de cada empresa.
  4. A partir del traspaso de todas las empresas del Estado, todos sus trabajadores y pasivos laborales se regirán bajo negociación privada entre el nuevo patrón y trabajadores pudiendo establecerse entre ambos nuevos acuerdos sin considerar las leyes y reglamentos laborales del Estado.

 

Rafael Acevedo: Research Associate at Free Market Institute in Texas Tech University. Profesor Agregado de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado. Director Político del Movimiento Libertad Venezuela. Director-Fundador de Econintech.org Twitter: @RAAcevedoR e-mail: rafael.acevedo@econintech.org

 

Deja un comentario