La inflación de Venezuela continúa acelerándose vertiginosamente, acumulando en septiembre una tasa anualizada de 342.161 por ciento y posicionándose para superar el millón por ciento para finales del año, informó el lunes la Asamblea Nacional.

El diputado Juan Andrés Mejía, integrante de la Comisión de Finanzas, anunció que en los treinta días que culminaron en septiembre, los precios al consumidor aumentaron en 233.3 por ciento, lo que constituye el mayor incremento mensual del que Venezuela tiene registro.

“La inflación mensual rompe una nueva marca en septiembre”, enfatizó Mejía. “La inflación interanual -entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018- se ubicó en 342.161%, un número realmente abrumador”.

En agosto, tasa de inflación mensual se ubicó en 200 por ciento, según datos de la Asamblea Nacional.

 

La tasa, que entró en terreno de la hiperinflación a inicios de año, recibió un fuerte empujón adicional en los últimos dos meses, luego que el régimen de Nicolás Maduro aplicara un paquete de medidas que lejos de estabilizar la atribulada economía del país petrolero, generó más volatilidad e incertidumbre.

Entre éstas se encuentra un incremento de más del 3,500 por ciento del salario mínimo, medida que está llevando a muchas empresas pequeñas a cerrar sus puertas o a buscar maneras de trasladar el aumento en costos al consumidor final.

Cerca de un 40 por ciento de las tiendas venezolanas anunciaron el mes pasado que no habían logrado abrir sus puertas y muchas de ellas temían que terminarían cerrando definitivamente, luego que Maduro anunciara de un solo golpe el gigantesco incremento del salario mínimo.

Muchas de esas compañías, que a duras penas habían resistido el gradual colapso de la economía, ven el incremento salarial junto al resto de medidas económicas anunciadas como la estocada final de una cadena de políticas que gradualmente venían asfixiando sus operaciones.

“Es una tormenta perfecta”, dijo desde Caracas María Carolina Uzcátegui, presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (CONSECOMERCIO). “Estas decisiones están llevando a muchos empresarios a decir: ‘¡No, ya yo no puedo más!’”.

 

Fuente: https://www.elnuevoherald.com/

Deja un comentario