Econintech reporta desde Brasil como transcurrió el proceso de eliminación de Luiz Inácio Lula da Silva de la carrera presidencial, cuáles opciones le quedan para optar nuevamente a la presidencia y cual es la estrategia política del Partido de los Trabajadores (PT) para intentar llegar a la segunda vuelta en estas elecciones.

Inició la campaña presidencial en Brasil y con ella llegan las encuestas. La semana pasada fueron publicados dos sondeos, uno realizado por Ibope y el otro por Datafolha, en ambos el ex presidente Lula lidera la intención de voto con 37% y 39% respectivamente. Sin embargo este viernes, 31 de agosto, el Tribunal Supremo Electoral decidió 6 votos a 1 rechazar el registro de su candidatura.

Lula el candidato

El PT inscribió a Lula a pesar de estar condenado lo que imposibilitaba su participación en la elección presidencial

Lula da Silva inició el 7 de abril de este año el cumplimiento de la condena a 12 años y un mes de prisión en la ciudad de Curitiba por, como se mencionó en nuestro anterior artículo,  los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Desde esa fecha no han sido pocos los recursos que han intentado sus partidarios ante el Supremo Tribunal Federal para sacarlo de la cárcel, todos sin éxito alguno.A pesar de esto el PT a lo largo de estos meses ha insistido en la candidatura de Lula, la cual fue inscrita el día 15 de agosto ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en una fórmula formada con el ex alcalde de São Paulo Fernando Haddad, también del PT, para la vice presidencia. Las impugnaciones no se hicieron esperar. En total el TSE recibió 16 impugnaciones, introducidas entre otros por la Procuraduría General de la República, el también candidato Jair Bolsonaro y el Movimiento Brasil Libre, las cuales fueron unificadas en un solo proceso.

Los pedidos argumentaban que Lula no podía ser candidato por estar condenado y la ley de la Ficha Limpia lo hacía inelegible. La ley de la Ficha Limpia prevé que una persona se torna inelegible después de ser condenada por un órgano colegiado de la justicia y Lula fue condenado por los tres jueces del 8vo Tribunal Regional Federal.

¿Cuál es la estrategia del PT?

PT intentará que apoyo a Lula se transfiera a su sustituto Haddad, ex alcalde de Sao Paulo.

La estrategia del PT siempre fue prolongar al máximo esta indefinicion jurídica para mantener a Lula en la opinión pública, incluso haciendo campaña con un buen desempeño en las encuestas y después intentar transferir esos votos para su sustituto, el ex alcalde de São Paulo Fernando Haddad quien compartirá fórmula para vicepresidente con Manuela D’Ávila del Partido Comunista (PCdoB).

Sin embargo ante este nuevo escenario, el PT tiene 10 días para sustituir su candidato ante el TSE, también puede introducir un recurso de apelación ante el TSE o el Supremo Tribunal Federal (STF), sin embargo para la mayoría de los juristas es poco probable que estos recursos sean aceptados.

¿El PT representa una opción real?

El partido de Lula intentará por todos los medios durante la campaña endosar la mayor parte de esa intención de voto que presenta el expresidente a su compañero de fórmula Haddad, para que  logre pasar a la segunda vuelta, de lograrlo es muy probable que tengamos al PT con un 15 o 17% disputando la elección al Palacio de Planalto con Jair Bolsonaro.

En los próximos artículos presentaremos a los principales candidatos y sus propuestas, el papel de los medios de comunicación en la campaña y el desarrollo de la misma.

Luis Carlos Marchena 
Miembro honorario de Econintech 
Twitter: @luiscamarchena