El crecimiento expedito de las criptomonedas en el mundo financiero, y el aumento de sus precios, ha hecho que haya crecido de forma vertiginosa estafadores que desean apropiarse ilegalmente de estas monedas digitales. Autoridades regulatorias y financieras de diversos países alrededor del mundo, entre las que destaca la Comisión de Valores de los Estados Unidos, la Autoridad Monetaria de Singapur y las entidades regulatorias de Corea del Sur, han destacado el aumento de sistemas de estafa en el mercado de activos digitales, una situación que mantiene en constante alerta a los gobiernos debido al peligro que representa para la libre inversión de sus ciudadanos.

Si se entiende que la estafa es un delito contra la propiedad o el patrimonio, en ocasiones se asimila al fraude, el timo y el engaño, mientras que las mentes más inteligentes han creado algunas compañías que cambian el juego respaldadas por el poder de Blockchain y las criptomonedas, las mentes nefastas también han despojado a inversionistas involuntarios en estafas elaboradas.

Por lo que ha crecido de forma exponencial las páginas web falsas, publicidad engañosa en las redes sociales, ofertas iniciales de moneda fraudulentas, estafas encubiertas en donaciones, impostores que anuncian ventas de tokens en nombre de celebridades y correos electrónicos con enlace a una página web de phishing, son algunas de las tantas modalidades que utilizan los timadores de Internet para hacerse de unas cuantas criptomonedas.

De este modo, se describen algunas modalidades de estafa, destacando las características que identifican estos esquemas fraudulentos y brindando las herramientas necesarias para protegerse frente a este tipo de incursiones.

Estafas con ICO: Una modalidad de estafa muy común en el criptomundo es la utilización de Ofertas Iniciales de Moneda para la realización de esquemas piramidales, siendo esta una de las principales razones para que las autoridades regulatorias de China, Corea del Sur y Estados Unidos hayan endurecido sus requisitos legales e incluso prohibido la realización de estas campañas de financiamiento a nivel nacional.

En este sentido, ya son varias las plataformas que han organizado Ofertas Iniciales de Moneda de forma fraudulenta y que se han tenido que enfrentar a todo el peso de la ley debido a la ilegalidad que incurrieron, destacando entre ellas las iniciativas de Centra Tech, Arise Bank, Bitconnect y One Coin, todas con procesos legales abiertos en distintas partes del mundo.

Por lo general, las Ofertas Iniciales de Moneda que buscan inversionistas con el objetivo de robar sus ahorros, brindan información falsa para captar la atención de la audiencia y hacer su oferta mucho más prometedora. Asimismo, omiten información a las agencias regulatorias, no registran sus actividades comerciales, ni mucho menos aplican para una licencia que les permita operar con activos de inversión de manera legal.

Por lo cual, si una Oferta Inicial de Moneda no se encuentra registrada ante las autoridades, hay altas posibilidades de que sea una inversión riesgosa. Las ICO fraudulentas se caracterizan por ofrecer ganancias exorbitantes e imposibles de mantener en el tiempo, así como no brindan ninguna información sobre los riesgos que representa realizar una inversión en el volátil mercado de los activos digitales, destacan información incongruente en la plataforma sobre su proyecto, los objetivos de la recaudación y los usos posteriores del criptoactivo que ofrecen.

Un ejemplo de ello es la ICO para la cual llegó a ser imagen Floyd Mayweather, Centra Tech, la cual resultó ser un proyecto fraudulento.

Estafas con phishing: Al método de creación de sitios falsos para robar credenciales y datos de interés se le conoce como phishing, en el cual el cibercriminal o phisher elabora comunicados electrónicos haciéndose pasar por empresas de confianza y en donde solicita datos personales, añadiendo un enlace que lleva a las víctimas a la página del ciberdelincuente.

Los correos tienen incorporado un link de la página web falsa, donde se les pide a los usuarios ingresar sus datos para la realización de la supuesta entrevista o para comprobar sus operaciones en la red.

La plataforma de seguridad Kaspersky destaca que la modalidad más común para robar criptomonedas de manera encubierta son los correos no deseados. De esta manera, los datos de los usuarios quedan en manos de los hackers y los ahorros se encuentran comprometidos.

Además de los correos electrónicos no deseados, también se ha incorporado una nueva modalidad de phishing en Facebook, en donde los delincuentes replican grupos y comunidades de Facebook dedicadas al tema de las criptomonedas.

En este sentido, los expertos recomiendan a los usuarios desactivar sus notificaciones en Facebook para desconocidos, ya que por lo general los usuarios son notificados gracias a etiquetas en sus fotos de perfil.

Estafas con páginas web falsas: Aparte del phishing, algunos estafadores también se han dedicado a crear páginas web falsas dedicadas a iniciativas no abiertas aún al público o altamente populares, como fue el caso recientemente de la Oferta Inicial de Moneda de Telegram.

Los portales web creados por los estafadores suelen tener un diseño fidedigno o similar al portal original, una dirección web muy parecida y permiten realizar operaciones de adquisición de tokens o transferencias como plataforma de pago, tal cual fuesen la red oficial del evento.

Esta práctica anti-ética se encuentra activa en las redes sociales desde hace varios años atrás, colocándose en el caso de The Water Project, una iniciativa que tiene el objetivo asegurar el abastecimiento de agua potable en las comunidades de Kenya y que lideró en el 2015 un proyecto de donaciones con criptomonedas, The Water Promise, que fue blanco de los delincuentes.

Estafas de identidad en Twitter: Si bien redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram anunciaron la prohibición de publicidad relacionada con proyectos de criptomonedas como una forma de proteger a sus usuarios de posibles fraudes, los estafadores han adoptado modalidades como la creación de cuentas falsas de personajes y organizaciones del ecosistema Blockchain, como sucedió por ejemplo con la Fundación Tron: estafadores crearon una cuenta falsa en Twitter que llegó incluso a ser verificada por la red social.

Para convencer a los usuarios de donar o invertir en supuestos proyectos blockchain, ciberdelincuentes también crearon perfiles falsos en Twitter de Vitalik Buterin y Charlie Lee, fundadores de Ethereum y Litecoin, respectivamente. Ambas tretas fueron denunciadas por Buterin y Lee, quienes incluso publicaron fotos de los mensajes que dejaban los estafadores y pedían encarecidamente a su audiencia que no se les ocurriera mandar ninguna criptomoneda a las direcciones que ofrecían.

Además de Twitter, en Facebook Vitalik Buterin también ha sufrido un robo de identidad, ya que algún estafador abrió una cuenta personal falsa del desarrollador para promocionar Ofertas Iniciales de Moneda de dudosa credibilidad. Una práctica que sigue alarmando a la comunidad de usuarios, ya que capta la atención de los más incautos.

Del mismo modo, el criptocrimen se focaliza cada vez más en el robo del Bitcoin como un activo financiero de alto valor. La propia popularidad ganado por las monedas virtuales está favoreciendo que las estafas se multipliquen, al existir muy pocas aplicaciones válidas para las criptomonedas, los estafadores crean otras falsas que simulan ser apps de cambio oficial, usando nombre del desarrollador, icono de la aplicación y la interfaz de usuario oficiales o muy similares, a través de las cuales recopilan todo tipo de datos del estafado.

También se usan falsos monederos, usados generalmente para el robo de contraseñas. Algunos ejemplos de falsas apps son las que imitan, por ejemplo, a MyEtherWallet, que es un monedero de criptomonedas de código abierto para Etherum. También ha ocurrido con Poloniex. En ambos casos no existe una app oficial para Android como tal, lo cual ha sido aprovechado por los ciberestafadores.

Por ello, es necesario documentarse bien antes de realizar una inversión sobre todo si es una ICO, si quiere mantenerse seguro, invierta únicamente y directamente con una casa de intercambio en monedas respaldadas por proyectos serios como Bitcoin, Ethereum, Dash, Monero, ZCash, LiteCoin.

Fuente: http://infocoin.net/