Toda gran nación en su historia pasa por situaciones difíciles antes de un gran salto. Los Hebreos al ser esclavos de los babilonios y su rey loco Nabuconodosor, comenzaron a tener un sueño… LIBERTAD. Ciro el grande de Persia, invadió babilonia y tras aceptar al Dios de los hebreos les liberó y el sueño se hizo realidad. Jesucristo tras su sacrificio hizo su sueño realidad llevar a Dios a todas las naciones. Los Franceses en el siglo XVII soñaron con un gobierno sin la Monarquía y tras la Revolución Francesa, dieron el camino a seguir para los Estados Unidos y los países Bolivarianos. Ghandi, soñó con una India independiente de los Británicos y su no violencia lo hizo realidad. Israel nació de los Judíos errantes y sobrevivientes del Holocausto. Martín Luther King,  murió con el sueño de ver la igualdad en los derechos y el fin del racismo y Barack Obama (hombre de raza negra)  llego a ser presidente de Estados Unidos. Y hoy tu Venezolano antes de dormir también lo harás con un sueño: “Ver a Venezuela libre, próspera y las caravanas de hermanos y extranjeros regresando a trabajar y de nuevo al hogar, con abundancia, conciencia, el respeto al prójimo y con Dios guiando la nueva era que vendrá.  YO TENGO ESE SUEÑO. Y TÚ?

Por Rafael Díaz Cuello