Econintech rescata el valor de los emprendedores quienes con su visión y acción son los únicos capaces de superar el abismo de la crisis económica desde la libertad y sacar adelante al país cumpliendo con su única responsabilidad social que es producir al menor costo con la mejor calidad y poner sus bienes o servicios al alcance de los consumidores.

“No es lo mismo un empresario que un empresaurio”, dijo Luis Cirocco, director fundador de Econintech, cuando intervino para cerrar el evento “Empresarios, emprendimiento y Economía”, efectuado por esa organización en Barquisimeto. Cirocco se extendió en la diferencia entre las dos cosas: “El verdadero empresario capitalista no tiene medio a competir y tiene una alta autoestima. Sabe identificar nichos en donde tiene ventaja, es decir no se dedica a lo que quiere si no a lo que debe y de esa visión el mercado la premia con ganancias”.

Igualmente, dijo Cirocco, el verdadero empresario prefiere un sistema judicial independiente e imparcial y está en contra de las barreras arancelarias pues son muy propensos a ser exportadores. Muchos de los que intentan pasar como empresarios en Venezuela, aclaró, son en realidad empresaurios mercantilistas que no quieren competir y se aprovechan de políticas intervencionistas estatales que los benefician mientras que perjudican al consumidor.

“Durante los 90 las industrias automotriz y agrícola estuvieron fuertemente protegidas y eso le costó al bolsillo del ciudadano común muchísimo dinero. A cambio no tuvimos fortaleza ni competitividad en ninguno de los dos sectores, como lo ha demostrado el economista Hugo Faría en sus investigaciones”.

Frente a los participantes en el foro que llenaron el auditorio del Decanato de Ciencias de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), Cirocco se refirió a la historia del mercantilismo en Venezuela y lamentó que el mismo tuviera una tradición tan arraigada, de empresarios que se asocian a funcionarios gubernamentales para obtener privilegios mientras  afectando a toda la economía y a la población.

Cirocco también se refirió a la verdadera responsabilidad social de las empresas. “Construir escuelas e iglesias es un trabajo de voluntariado loable pero eso no es responsabilidad social. La única responsabilidad social de un empresario es producir los mejores bienes o prestar los mejores servicios y ponerlos a disposición del público al menor precio posible”.

Venezuela, convino Cirocco, necesita capitalismo y libertad para poder superar definitivamente el subdesarrollo al que el país parece condenado y que ha sido solidificado con una economía rentista que finalmente ha devenido en una cultura rentista que lleva a gran parte de la población a pensar en cómo apoderarse de los ingresos de la renta petrolera y no a ser realmente productivos.

¿Quienes sobreviven a las crisis?

En el foro también participó Rafael Díaz Cuello, director de la consultora Génesis 21, quien explicó que a las crisis económicas sobreviven los políticos, los delincuentes, los religiosos y los emprendedores. Y desde ese punto de vista resaltó el papel que tienen los emprendimientos en el progreso de una economía y un país.

Joel Torrez, profesor de la UCLA, intervino para animar a los jóvenes participantes a emprender y para apoyarlos dio una serie de consejos y recomendaciones en una ponencia muy directa que impactó a los participantes. Igualmente, Juan Manuel Bogado intervino para referirse a la relación entre emprendimiento y libertad económica. Bogado se refirió a su experiencia como emprendedor y los altibajos que se viven con lo emprendimientos y las trabas que se ponen al empresario en países como Venezuela. “Nuestros empresarios deben saber que ya no solo tienen que trabajar para sus proyectos particulares, sino que también tienen que contribuir con nuestro proyecto general que es Venezuela”.

Desde el año 2015 Econintech organiza eventos para promover la libertad, la educación y el emprendimiento con el apoyo de la UCLA y organizaciones internacionales como Atlas Network e Interlibertarians.