Un anciano murió en una ciudad del interior de Venezuela mientras llevaba dos días esperando para cobrar una pensión de apenas un dólar, un deceso que desató muestras de repudio contra el régimen de Nicolás Maduro por no proteger a las personas de la tercera edad.

Jesús García falleció la semana pasada frente a la sede del Banco Bicentenario, en Santa Bárbara, una ciudad del occidente venezolano ubicada en el estado Barinas. La causa de su muerte presuntamente fue por un infarto, informó el portal de noticias El Pitazo.

García estuvo dos días haciendo fila para cobrar una pensión de 347,914 bolívares que al cambio del mercado paralelo es $1.54.

El diputado de la Asamblea Nacional, Freddy Superlano, a su vez informó: “fallece un abuelo de Santa Bárbara de Barinas en cola [fila] de banco” y arremetió contra el gobierno venezolano.

“La mañana de hoy [viernes] en Santa Barbara (sic) de #Barinas, Un abuelo falleció mientras tenia 2 días haciendo cola en Banco para cobrar su pensión. Este modelo hambreador mata a nuestro pueblo, mientras la cúpula que gobierna solo le interesa mantenerse en el poder”, dijo.

Y en un tono indignado agregó: “nuestros abuelos sufren y mueren a diario para cobrar su pensión, solo vemos un régimen que se hace de la vista gorda y se burla de quienes han dado tanto por nuestro país”.

Muchos venezolanos de la tercera edad sufren desmayos durante las largas esperas para cobrar sus pensiones. Por lo general, tienen que hacer fila a la intemperie, afuera de las sedes bancarias.

Nathaly Osman, quien acompaña a su madre de 95 años a cobrar la pensión, dijo a el Nuevo Herald que llegan a las 6.00 a.m a una entidad bancaria en el este de Caracas y en ocasiones deben estar paradas allí hasta las 3.00 p.m.

“Siempre hay ancianos que se desmayan por el cansancio y porque están mal alimentados debido a la escasez de comida”, indicó.

En Venezuela hay cerca de cinco millones de personas que dependen de las pensiones que les otorga el régimen venezolano, pero el monto que reciben no cubre sus necesidades de alimentación, medicinas y vivienda.

La situación es peor para los 13,500 pensionados que residen en el exterior porque no cobran sus jubilaciones desde abril del 2016, según datos del presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados de Madrid, Pedro Ontiveros.

 

“Lamento la muerte del pensionado Jesús García, adulto mayor que sufrió un infarto al miocardio luego de pasar 2 días haciendo cola en un banco de Barinas. Mi solidaridad con los familiares ¡Basta de atropellos por parte de este régimen, violador de DDHH!”, comentó un usuario de Twitter.

Una mujer se preguntó “otro pensionado muere en cola para cobrar pensión. Estarán aplicando eutanasia indirectamente?”.

La muerte de García no es la primera que ocurre en Venezuela por ese mismo motivo. Tres días antes falleció Arnoldo Segundo Medina, de 66 años, en la sede del Banco de Venezuela en Cabimas, estado Zulia.

Medina había esperado 16 horas para entrar a la entidad bancaria cuando cayó al piso, al parecer fulminado por un ataque cardíaco.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/