En Venezuela no hay una dictadura, deja entender el estratega poítico J.J. Rendón en una entrevista hecha por el periodista Fernando del Rincón para “CNN en español”, y agrega que lo que existe es un neototalitarismo. “No tenemos un dictador, tenemos un grupo de mafiosos que tienen un estado totalitario”, sentenció.

En la entrevista, Rendón insiste en la idea de que lo que ocurre en Venezuela es algo inédito para la comunidad internacional y algo para lo que los organismos multilaterales no estaban preparados. “No existen los mecanismos para eso, pero hay que crearlos en el camino”, dice. Agrega que los escenarios de lucha para vencer al chavismo en el poder son múltiples sin descartar participación en elecciones, protestas, ayuda internacional e incluso una intervención militar.

El mundo está integrado y los intereses son globales, advierte Rendón, y temas como el medio ambiente y el combate al terrorismo y el tráfico de drogas son globales. “Venezuela es un narco estado”, afirma y sostiene hipotéticamente si se comprobara que el gobierno de ese país está colaborando con la creación de células terroristas islámicas en Latinoamérica, una acción militar estaría justificada.

Un exilio liberador

Rendón también cuenta que en una conversación con Lech Walesa en la que el líder polaco le habría afirmado que en la liberación de Venezuela la comunidad internacional, pero sobre todo el exilio venezolano, quienes tendrían la capacidad y los recursos para liberar a Venezuela.

 

“La combinación de la ayuda internacional con la frescura la distancia la fuerza la falta de desgaste y la capacidad de organización del exilio combinado con los actores internos más ordenado”, dijo.

 

Un escenario improbable

En la conversación con el periodista Del Rincón, Rendón aclara que en las oportunidades en las cuales participa en foros privados o en organismos internacionales o con gobiernos de países desarrollados, siempre apunta que la situación de Venezuela, al ser única en el hemisferio, no podía ser prevista ni estudiada y es de alguna manera lo que hace que la intervención de la comunidad internacional sea  menos efectiva, por los momento de lo que requiere la situación.

Esta opinión ya ha sido expuesta por otros como Evan Ellis, profesor del Instituto de Estudios Estratégicos (SSI) del Army War College de Estados Unidos, especializado en la investigación del acontecer latinoamericano, quien apuntaba en una entrevista a la Deustche Welle : “Lo que ocurre en Venezuela no es una cuestión de política o de relaciones internacionales, sino un golpe del crimen organizado de gran escala: un grupo de criminales ha tomado control del Estado y asaltado su tesorería. El problema de fondo es que no existe un mecanismo jurídico internacional ni un modelo de cooperación regional que permita rescatar a un Estado en esas circunstancias sin violar su soberanía. De momento no hay cómo liberar a Venezuela, a su gente y a sus recursos de quienes los secuestran a punta de pistola”.

Una nueva oposición

Respecto a la necesidad de organizar la oposición política interna en Venezuela, Rendón asegura que no es el momento de que factores críticos de la alianza MUD, como María Corina Machado o Antonio Ledezma, capitalicen el descontento del pueblo opositor para sus organizaciones políticas sino que todos deben sumar todos hacia un mismo fin que es derrotar el narco estado.