Para quienes no saben que es un bozal, pues sencillo, es una especie de bolsa que se suspende entre el cuello y la cabeza de un animal, éste a su vez cubre el hocico y va lleno de suficiente alimento para que coma, se calme y así su amo lo puede domesticar  o incluso preparar para la castración tras ese engaño. Según la teoría conductista de PAVLOV, el animal al ver al amo, tomado dicho saco y al llenarlo de comida, genera salivación y una emoción que hace que cualquier otra acción es suspendida de ipso facto. Para el trabajo, tumba la carga o se echa a esperar que lo ceben.

En Venezuela, por otro lado, la arepa representa la comida por excelencia y tiende a ser sinónimo de alimento. Por ejemplo, ver a alguien robusto o gordo físicamente tienden a describir su figura con comer mucha arepa (muy bien alimentado). Actuálmente, la crisis inducida por la política errada del comunismo en dicho país ha generado una disminución en los niveles de nutrición de la mayor parte de los ciudadanos, tanto así que es casi normal ver personas peleando por comer de la basura,  asesinar perros y gatos para comerlos y ver el dantesco panorama de niños desnutridos a niveles extremos e incluso muertos por inanición, un cuadro solo observado en África en los años 80, esto motivó a unos cantantes a componer una canción para recabar fondos y enviarles alimentos. WE ARE THE WORLD, WE ARE THE CHILDRENS. Extrañamente los miembros del gobierno y sus “opositores” tienen cuadros de obesidad o al menos buen color de piel, cabello sedoso indicadores de buena alimentación y bien balanceada.

Ya aclarado todo con la definición de bozal y arepa,  vamos a la interrogante. ¿CUÁNTO VALE TU BOZAL DE AREPA?  al ciudadano común se le obliga a sacar un carnet de la patria, si es empleado público debe apoyar todas las políticas del gobierno y el pago es una caja denominada CLAPS,  cuyo contenido para una familia no dura 10 días. Eso, amigo mío, es un BOZAL DE AREPA. Pero si vemos a los políticos del gobierno de bajo nivel, son premiados con 2 cajas CLAPS. Los que son de concejos comunales o tienen cargo de jefe burocrático, aparte de los CLAPS,  reciben CASA EQUIPADA,  CELULARES, TABLETS,  CRÉDITOS  y hasta AUTOS del programa Venezuela Productiva.

Los Políticos de Oposición, reciben contratos para sus empresas con el gobierno, claro tapadas con la figura del testaferro. Mientras los que gobiernan, comen caviar y champaña, mientras reparten sus bozales de arepa.  Ah…  Mención especial a quienes con dignidad no han sacado carnet de la patria, se han ido del país o hacen resistencia a un comunismo del siglo XXI. Ellos, no son condicionados a un bozal de arepa, son dignos y libres de comer y tener lo que anhelan. Ahora mi interrogante a los políticos de Venezuela: ¿CUÁNTO ES SU BOZAL DE AREPA?