El Universo.-

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, solicitó este jueves al Tribunal Supremo de Justicia la anulación del proceso de reforma de la constitución, con lo que ahondó su distanciamiento del gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien avanza su iniciativa en medio de crecientes críticas de disidentes del oficialismo y la tensión política generada por las protestas que se han extendido por más de dos meses.

Ortega Díaz anunció a la prensa que presentó en la Sala Electoral del máximo tribunal una acción legal para que se anule la convocatoria del proceso, las bases comiciales y las postulaciones de los candidatos que aprobó recientemente el Consejo Nacional Electoral. “Es el pueblo soberano quien tiene la potestad de convocar a una constituyente”, dijo.

“Este recurso que estoy intentando es para defender la soberanía popular, para defender la Constitución, para defender la democracia participativa y protagónica, para defender a los venezolanos, porque aquí lo que está en juego es el país”, declaró Ortega a periodistas, en las afueras del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La fiscal fundamentó su acción alegando que no se puede llevar adelante ese proceso actuando a “espalda del pueblo”.