Cuando pases momentos difíciles recuerda que hay cosas que te endulzan la vida y lo ves tan simple sin notar cómo llega a ti esa bendición.

Observa a una simple abeja cuándo está agotada y dale una gota de agua con azúcar. Eso le dará energía y volará a una flor, chupará el néctar, retornará al panal,  se enfrentará a sus adversarios y si es necesario usara su aguijón a sabiendas que luego morirá.

Todo ello lo hace por su instinto de preservar a su líder y a las generaciones futuras, en nuestra vida humana también tenemos funciones que requieren sacrificios, estudiar, trabajar, ser padre y madre, vivir en sociedad, eso se denomina: cumplir Roles.

Cada rol se debe aceptar con responsabilidad y amor, pues lo que te alimenta el físico, no debe ser tu ego, ha de ser la humildad y la recompensa que tus roles han logrado, los medios para obtener el pan y los logros materiales.

Da gracias a Dios por lo que tienes y esfuérzate más por lo que falta y de seguro obtendrás el néctar de las bendiciones. Se cómo la Abeja… Sin perder la vida. Impulsa a tus logros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *