Este mes de mayo arrancó con un nuevo aumento de salario, destinado supuestamente a defender el ingreso de las familias trabajadoras. Luis Cirocco, director de Econitech tiene otra visión. “Estas son las mismas medidas que hemos visto en todos estos años y que han terminado el desbarajuste inflacionario que tenemos hoy. Los salarios deberían incrementarse cuando aumenta la productividad marginal y no por un decreto”, explica.

Cirocco sostiene que el problema, como ya se ha advertido, sigue siendo el mismo, el aumento del salario mínimo se sostiene solo sobre el incremento de la masa monetaria, de la cantidad de dinero circulante que aumenta mientras que la productividad es la misma, o como es el caso venezolano, disminuye. “Los precios de todos los productos se incrementan y los más golpeados son los más pobres, aquellos por quienes el gobierno profesa tanto afecto”, afirma”

La solución es la libertad económica, propone Cirocco. Como la libertad monetaria que permitiría la libre circulación de cualquier moneda, no existiría una moneda de curso forzoso, es decir que sea de uso obligatorio.

“Al venezolano no se le puede conculcar su derecho a escoger la moneda con la que hace sus transacciones. Y si tuviéramos libertad monetaria, como hay en Panamá, el estado no te puede atracar. Si el banco central decide inflar la moneda, imprimiendo más billetes y disminuyendo su valor, podrías refugiarte en el euro, el dólar, el yuan”.

Nuestro problema: el socialismo

En el período que se denomina la Cuarta República, no había libertad económica, afirma Cirocco. “Siempre ha imperado el socialismo bajo sus vertientes socialdemócrata y social cristiana. Ahora eso se ha radicalizado, pero las políticas socialistas siempre se han impuesto en Venezuela”. Con esta afirmación, Cirocco desestima aquellas personas que se refieren al período democrático como una época de capitalismo salvaje y por el contrario siempre hemos tenido un estado y un gobierno siempre interviniendo en la economía para favorecer a algunos actores en perjuicio de el resto de la población.

“Siempre ha habido políticas económicas perjudiciales y en lo que respecta al manejo de la moneda siempre ha habido irresponsabilidad. Lo que pasa es que en los últimos 18 años eso se ha acelerado. Si en los 40 años de la IV República hubo una inflación acumulada de 31,81% anual, esa cifra ha llegado al 78,21% en los años de gobiernos chavistas. Más del doble”.