Esta es la interrogante que se estila en varias ocasiones, entre familiares o amigos.

La referencia es: un primo está en USA,  una hermana en Chile, el compadre en España o la vecina en Panamá. En muchas situaciones alguno de nosotros ha tenido la dicha de salir del país y conocer otras naciones tan pequeñas pero tan grandes en libertad económica y personal que nos hace indagar…

Venezuela es grande en territorio, clima variable, una potencia en paisajes, montañas, playas y hasta nieve y no hay buen Turismo. Rica en petróleo, oro, diamantes e infinidad de minerales y nadie carga ya prendas de algún metal precioso. Ya nadie se viste bien, pese a los espacios para crear textiles. Eterna primavera y no hay comida y los mejores conocimientos al servicio de otros países.

Pero respetando a quienes se fueron o pronto se van, contesto a esta pregunta en nombre de muchos. Porque a los problemas no se les huye, se les enfrenta y se les gana. Porque todas esas riquezas desde el año 59 han sido de castas sociales y no es bien repartida. Porque en las crisis sobreviven: Políticos, Religiosos, Delincuentes o Emprendedores y  muchos estamos con Dios y en el último grupo. Porque la libertad no llega sola,  hay que batallar para ganarla. Porque es el momento oportuno para sacar a los dinosaurios políticos y sus intereses retardatarios de nuestro país. Porque somos optimistas y creemos en Dios. Porque los sueños se hacen realidad con la acción y no en el dormir. Porque mañana estaremos orgullosos de ser libertadores y no personas que huyeron o indistintos. Porque hoy pasamos hambre y mañana el señor nuestro pastor rebosará nuestra copa y aderezará nuestra mesa. Porque los padres deben esperar a los hijos pródigos.

Y tú… ¿Por qué no regresas?

__________________________