Esa es la pregunta que estila entre quienes se mantienen en la calle:  la ama de casa que ya casi ni la ve por andar de cola en cola para obtener algo para medio comer,  el trabajador de una empresa que tambalea para no cerrar y que su esfuerzo ya ni se ve en un sueldo cebolla (lo ves y lloras) la profesora, que no sabe cómo describir una Venezuela, dónde un sueldo llenaba la despensa, rendía para los servicios públicos, los pasajes,  la parrilla, unas cervezas y quedaba para los pasajes, el estudiante que ya no ve la pizarra del hambre, el comerciante que solo ve pago de impuestos y vacunas so pena de secuestro para el o su familia, el transportista que no tiene como reparar el  auto, ni para comprar una chiva, el cura qué comparte La limosna con un plato de sopa a los viejitos y los niños. Tú y yo.

Ya no hay miedo a no comer, a salir a  trabajar y morir por la delincuencia, a no estudiar cómo se merece, a salir del país sin permiso al dictador, a no tener nada, a medio vivir.

Y entonces… ¿Por qué la oposición tiene miedo a salir del narco dictador Maduro y sus secuaces?, ¿Por qué hay miedo a una junta de gobierno colegiado?, ¿Por qué hay miedo a nuevos poderes?,  ¿Por qué hay miedo a nuevos líderes sociales?

¿Acaso es miedo a perder cuotas de poder?, ¿o miedo a mantener castas sociales en un socialismo disfrazado de partidos?, ¿Miedo a que preguntan los ciudadanos?, ¿A un gobierno gerencial?, ¿A líderes callados y no populistas?, ¿A ser un país de primer mundo?.

Ya es la hora de la Libertad en Venezuela y el pueblo quiere cambios y no promesas en un saco roto. Pierdan el miedo señores políticos o van a tener miedo después a un pueblo Arrecho…

_____________________________________________

Sobre el autor:

Twiter: @REDC7772 Director de la Consultora Génesis 12, Director de la Asociación Civil Rescate Nacional, Escritor, Conferencista, Profesor UNEFA, Tcnel. Av. (R), Msc. en Gerencia de las Finanzas y Negocios, Lcdo. en Administración, e-mail: redc72@gmail.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *