La economía colaborativa ofrece la posibilidad de iniciar un negocio sin tener que financiar la totalidad de las inversiones necesarias y se vale que los participantes aporten sus activos, que pueden ser su tiempo, conocimiento, voluntad, dinero, bienes físicos, por mencionar algunos.
Muchos de quienes quieren emprender me preguntan cómo partir, en qué mercado participar y de qué forma pueden diseñar un modelo de negocio que les permita vivir de su emprendimiento. En este sentido, la economía colaborativa ofrece excelentes oportunidades.
Básicamente, la economía colaborativa se trata de un sistema de redes y mercados que se organizan para utilizar recursos subutilizados, los cuales van desde asientos vacíos en los automóviles, habitaciones desocupadas, herramientas, habilidades de personas, tiempo, etcétera.
La tecnología facilita el funcionamiento de este sistema, en particular las tecnologías móviles. Ésta ha eliminado las fricciones del mercado, las barreras, aquello que impedía que dos personas pudieran transar o intercambiar lo que uno tenía de sobra con otro que necesitaba de ello. Este intercambio puede tener un precio de intercambio, pero también funciona como el clásico trueque, donde las personas intercambian bienes, servicios, ideas o intereses.
La ventaja de la economía colaborativa es que las personas ya no necesitan poseer los bienes y abordar el costo que esto significa. Sr. Lector, responda lo siguiente: ¿estaría dispuesto a pagar por un bien que no ocupa el 90% del tiempo?, eso pasa con su automóvil, y ¿por qué no pagar sólo por el 10% del tiempo en que sí lo ocupo? La eficiencia de los recursos inutilizados es la base de la economía colaborativa.
Con base en estos conceptos, es posible diseñar emprendimientos exitosos que se basen en compartir, y para ello, la tecnología es fundamental. El primer paso para partir es: identificar un recurso que esté subutilizado y sobre éste diseñar un modelo que permita utilizar al máximo este recurso juntando a las personas que lo necesitan con quienes poseen este recurso.

Tomado de Entrepreneur.com