Es la actual presidenta de Suiza. Y si no lo sabes es porque ella no es tan importante. Los suizos tienen una larga tradición de gobierno descentralizado y bajo ese esquema de organización política se han mantenido como una de las naciones más prósperas de la rica Europa occidental.

En Suiza, el ejecutivo de la República Federal multipartidista es un órgano denominado Consejo Federal. Está compuesto por 7 miembros (cada uno de los cuales es responsable de uno de los siete departamentos de Suiza) que son votados en su posición por ambas cámaras de la Asamblea Federal. Su presidencia y vicepresidencia cambian anualmente y su mandato es de cuatro años. El actual consejo está compuesto por dos socialdemócratas, dos conservadores de centro derecha, dos conservadores nacionales y una demócrata cristiana (Doris Leuthard, actual presidenta).

Mientras que la Confederación de Suiza fue diseñada para seguir el ejemplo de los Estados Unidos en lo que se refiere al federalismo y los derechos de los estados, los suizos evitaron la concentración del ejecutivo en una sola persona. Es interesante notar que aunque cada país europeo hizo (y hace) cambios constantes a su forma de gobierno, este consejo no ha cambiado desde 1848. El único cambio político se ha hecho al Consejo Federal, es la inversión de la Fórmula Mágica , O también conocido como el consenso suizo, una costumbre política que dividió a los 7 escaños en el país entre los cuatro partidos gobernantes. Con la llegada del multimillonario industrial y opositor a la UE Christoph Blocher y su partido popular suizo, este acuerdo político se había sacudido y, además, hizo que la adhesión de Suiza a la Unión Europea fuera cada vez más improbable.

El consejo muestra unidad hacia el público y la mayoría de las decisiones se toman por consenso. Esto se debe en gran medida a que su función es más decorativa que funcional, ya que la mayor parte del poder aún está en manos de los cantones. Las decisiones relacionadas con la educación e incluso la recaudación de impuestos se hacen a nivel regional. No hay acción ejecutiva o veto que el gobierno federal pueda usar.

Tomado de FEE.org