Las empresas ofrecen resultados superiores cuando los ejecutivos manejan para la creación de valor a largo plazo y resisten la presión de analistas e inversionistas de centrarse excesivamente en las expectativas trimestrales de ganancias en Wall Street. Intuitivamente eso siempre nos ha parecido una verdad. Empresas como Unilever, AT & T y Amazon tener éxito al enfocarse resueltamente en una visión a largo plazo. Y sin embargo, no hemos tenido los datos completos necesarios para cuantificar la rentabilidad de la gestión a largo plazo – hasta ahora.

Una nueva investigación, liderada por un equipo de McKinsey Global Institute en cooperación con FCLT Global, encontró que las empresas que operan con una verdadera mentalidad a largo plazo han superado sistemáticamente a sus pares de la industria desde 2001 en casi todas las medidas financieras que importan.

Las diferencias fueron dramáticas. Entre las empresas que se identificaron como enfocadas a largo plazo, el crecimiento promedio de ingresos y ganancias fue de 47% y 36% superior, respectivamente, para 2014, y la capitalización bursátil también creció más rápido. Los retornos a la sociedad y la economía en general fueron igualmente impresionantes. Según las medidas tomadas, las empresas que se manejaban a largo plazo agregaron casi 12.000 puestos de trabajo más que sus pares entre 2001 y 2015. Calculamos que el PIB de los Estados Unidos durante la última década podría haber crecido en un billón de doláres más si toda la economía en su conjunto se hubiera comportado igual que los visionarios a largo plazo y generado más de cinco millones de puestos de trabajo adicionales durante este período.

Publicado en Harvard Business Review con el título: “Finally, Evidence That Managing for the Long Term Pays Off”