Walter Block, economista estadounidense de la escuela austríaca que estudió bajo la guía de Murray Rothbard propone que se privatice todo. La salud, la vialidad, la carrera espacial. Todo.

¿Por qué propone algo así? Block tiene dos argumentos: Uno económico y uno ético.

El argumento económico dice que el mercado es más eficiente a la hora de asignar los recursos y explica que los ciudadanos como consumidores tienen mucho más control sobre los empresarios que como votantes sobre los políticos. Con el dinero, dice, votamos a cada momento por el que nos sirve mejor en cambio por los políticos solo podemos votar cada cuatro años para saber si los podemos cambiar o dejar.

El otro problema con los políticos encargados de lo que se considera “público”, es que siempre eliges un paquete completo con propuesta que te gustan y otras que no, mientras que en el mercado solo escoges aquello que te beneficia y descartas lo que no. Y luego tenemos la ignorancia racional aplicada en la política: muchos votantes se inclinan por uno u otro candidato sin tener la menor idea de lo que hacen y el voto de una persona que sí conoce y vota a conciencia sabiendo que está haciendo la mejor elección vale igual que el que vota desde la ignorancia.

El argumento ético es más sencillo y contundente. En un mercado verdaderamente libre todas las decisiones, todos los contratos y transacciones se toman de forma voluntaria. En cambio el estado se sostiene sobre la coerción e impone todo tipo de restricciones sin dar ninguna opción a los ciudadanos.

Aunque no lo privatizó todo la ciudad de Sandy Springs en Georgia solo dejó en manos de su gobierno a la policía y los bomberos con resultados positivos. Es un buen ejemplo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *