Rusia superó a Arabia Saudita como el mayor productor de crudo del mundo en diciembre, cuando ambos países comenzaron a restringir los suministros antes de los recortes acordados con otros productores mundiales para frenar la peor saturación en décadas.

Rusia bombeó 10.49 millones de barriles diarios en diciembre, un descenso de 29.000 barriles diarios desde noviembre, mientras que la producción saudí descendió a 10,46 millones de barriles diarios, frente a los 10,72 millones de barriles diarios en noviembre, según datos publicados el lunes en la página web de las Joint Organisations Data Initiative (JODI) en Riyadh. Esa fue la primera vez que Rusia venció a Arabia Saudita desde marzo.

Arabia Saudita y otros productores de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron a fines de noviembre restringir los suministros en 1,2 millones de barriles diarios durante seis meses a partir del 1 de enero. Los productores no miembros, entre ellos Rusia, prometieron restricciones adicionales. Los precios del crudo Brent han subido un 20 por ciento desde fines de noviembre.

Sin embargo, como señala esta nota de Bloomberg.com: “los mercados petroleros de los últimos meses se han visto limitados por la promesa de los recortes de producción de algunos productores de la OPEP y de países no miembros de la OPEP. Pero a medida que las reducciones surtan efecto, los precios subirán, atrayendo a más productores como los de las regiones de esquisto de los Estados Unidos y tentando a los propios miembros de la OPEP a engañar. Ese suministro adicional podría desencadenar un exceso todo de nuevo”.

Por cierto, Estados Unidos fue el tercer productor, con 8,8 millones de barriles diarios en diciembre frente a 8,9 millones de barriles diarios en noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *