Ya salió el Indice de Libertad Humana correspondiente a 2016, documento que evalúa la libertad económica y personal en todo el mundo. Venezuela ocupó el lugar 154 este año, una posición por debajo en comparación con el año pasado, es decir seguimos retrocediendo.


Co-publicado por el Instituto Cato, el Instituto Fraser (Canadá) y el Instituto Liberales (Alemania), el Índice estudia 79 indicadores distintos en 159 países sobre asuntos que van desde la libertad de expresión y asociación hasta las libertades de las mujeres, el grado de intercambio voluntario, la seguridad, el Estado de Derecho y más.

Ian Vásquez, uno de los autores de la investigación, explica que el nivel de libertad es importante para la prosperidad y el bienestar general. Por ejemplo, el ingreso promedio per cápita de los países del cuartil más libre es de 37.147 dólares, muy por encima del cuartil menos libre (8.700 dólares). Todas las dimensiones de la libertad son importantes y se refuerzan mutuamente. A medida que los países se vuelven más libres y, por lo tanto, más prósperos, los datos sugieren que primeramente tienen niveles relativamente más altos de libertad económica en comparación a las libertades personales. Y que una vez que alcanzan un alto nivel de libertad, tienen niveles relativamente más altos de libertad personal en comparación con los de libertad económica, pero aun así todos los indicadores de libertad son altos. Dicho de otro modo, si desea vivir en un país con un alto nivel de libertad personal, es mejor que tenga un nivel relativamente alto de libertad económica

En Latinoamérica, Chile lidera la clasificación al ocupar el puesto número 29. Venezuela, ocupa el último lugar de la región y solo supera en el resto del mundo a Mientras tanto países como Chad, Angola y Pakistán superan a Venezuela en este ranking a países azotados por conflictos bélicos como Siria, Yemen y Libia además de la República Centroafricana e Irán.