Los avances sociales del castrismo en Cuba no son como la propaganda del propio régimen comunista de la isla lo pinta. Durante décadas Cuba ha despertado la admiración de la izquierda venezolana, latinoamericana y mundial con sus deslumbrantes estadísticas en salud, por ejemplo. Pero, de dónde salen esas cifras.

Comparemos.

La esperanza de vida en Cuba es de 81 años para las mujeres y 77 para los hombres. En el Reino Unido, son 83 años y 79 respectivamente. Y mientras que el primero gasta $ 2,475 per cápita en salud, este último gasta $ 3,337. Cuba dedica el 11,1% de su PIB a la salud; El Reino Unido el 9,1%.

Esos números no se suman – Si es 11% del PIB y el gasto es de $ 2,475 per cápita, entonces el PIB per cápita está cerca de $ 23,000 al año en Cuba. No, Cuba en realidad no es tan rica como Malta (PIB nominal per cápita) ni Chile ni Panamá (PPP per cápita).

Lo que sucede es que las diversas estadísticas sobre la isla provienen del gobierno cubano. Unicef,  OMS, se suman a los datos transmitidos por el gobierno cubano. No hay una verificación independiente de las cifras básicas.

Investigaciones han establecido que Cuba no era una isla atrasada y empobrecida durante la época de la dictadura de Fulgencio Batista. Más bien que en muchos indicadores sociales, Cuba encabezaba la región.

Por ejemplo, para 1957, la isla tenía la menor mortalidad infantil de la región, posición que todavía mantiene. Igualmente, aunque la isla ha conseguido avances en la reducción del analfabetismo, estos logros no fueron diferentes a los de otros países de la región.

Pero los años de Fidel Castro, al menos los primeros cuarenta, si coincidieron una reducción de la ingesta calórica promedio de los cubanos. De hecho, en el período comprendido entre 1957 y 1996 fue el único país de la<región que retrocedió en ese apartado.

Con información de: AdamSmith.org, Ascecuba.org y FEE.org.